Loading...
X

Chocolate y demás variedades

¡Me encanta! De siempre, que yo recuerde… un buen trozo de chocolate y cuánto más puro mejor.

Recuerdo de pequeña que mi madre compraba, los típicos de Nestlé con almendras, de valor… y duraban lo justo. Ahora aunque de vez en cuando me pego mis atracones, hay que ser más comedida. Aunque no os penséis que lo soy mucho, cuando lo compro, me dura 2 días… jeje. Y es que están tan rico y me recuerda a mi infancia. A mí me gustaba el negro y a mi hermana el blanco, así que no cabía discusión alguna.

chocolate-1914464_960_720

¿Y qué es el chocolate?

Es una mezcla de pasta de cacao, manteca de cacao (10% del peso de pasta de cacao) y azúcar a la que se añaden pequeñísimas proporciones de especias o sabores naturales. Los porcentajes de cacao en las tabletas de buena calidad pueden ir de 55% hasta 99%. Así que ya sabes, fíjate en ese % porque cuánto más alto, mejor.

¿Cuántos tipos hay?

 

  • Chocolate negro. Debe contener, como mínimo, un 43% de cacao. Cuanto mayor es el contenido de cacao, más amargo resulta su sabor, y menor es el porcentaje de azúcares y grasas.
  • Chocolate con leche. La definición es sencilla, ya que el chocolate con leche es, así de simple, el tipo de chocolate al que a los característicos ingredientes de este producto se le ha añadido leche.
  • Chocolate blanco. Se trata de un producto elaborado con manteca de cacao, azúcar y materias sólidas de la leche.
  • Chocolate con frutos secos o con cereales. Deriva de un chocolate (solo o con leche) al que se le ha agregado entre un 8% y un 40% de avellanas, almendras, nueces, piñones o cereales tostados, enteros o troceados.
  • Chocolate con frutas. Procede de un chocolate solo o con leche al que se le han añadido entre un 5% y un 40% de frutas, enteras o troceadas, desecadas o confitadas. En nuestro entorno, la variedad más apreciada y también más popular es el chocolate con trozos de naranja.

El más recomendable es el negro, por su contenido en flavonoides, y si lo tomas con moderación es beneficioso para el sistema cardiovascular.

¡Así que ya sabes, tómate un trocito de vez en cuando, que no hace daño!